Viajes y Fotografías  de David Monfil
de ruta por


Hotel Les Termes de Montbrió, Montbrió del Camp

Después de muchos viajes estos últimos meses, lo que significa unos cuantos miles de kilómetros metido en un tubo con alas, coger el coche y saber que “solo” tienes que conducir 100 km desde casa hasta tu próximo destino, es como el anuncio del “Kit Kat”. Si encima el motivo del pequeño viaje es para probar el relax que ofrece uno de los mejores centros termales de Cataluña, ya es lo más.

Pared de cascada en el hall del hotel Les Termes de Montbrió

Pared de cascada en el hall del hotel Les Termes de Montbrió

Y así es, me ha tocado visitar el Hotel/Balneario Les Termes de Montbrió, en el pueblo de Montbrió del Camp, provincia de Tarragona. El Hotel, del grupo Roc Blanc y pese a su grandeza, pertenece a una familia andorrana lo que no deja de ser curioso. Con la etiqueta colgada de cuatro estrellas, aunque para la quinta pocos cambios se deberían de hacer, cuenta con más de doscientas habitaciones de las que una parte son suites temáticas inspiradas en países o regiones del mundo. A mi me tocó “La Toscana“, todo un lujo de habitación.

Suite La Toscana en el hotel Les Termes de Montbrió

Suite La Toscana en el hotel Les Termes de Montbrió

Pero, a parte del propio hotel, lo que le hace más especial y único es el entorno de afuera ya que dispone de un grandioso jardín donde el más mínimo detalle está de lo más cuidado. Árboles de todo tipo, estanques y fuentes, caminos serpenteados dónde lo único que se escucha es el murmullo de los pájaros e incluso un estanque del tamaño de dos piscinas olímpicas con un enorme surtidor de agua, como si fuera un géiser, iluminado por la noche. Por cierto, no sé si será olímpica o no, pero también hay piscina al aire libre para remojarse cuando el sol más pica.

El gran jardín del hotel

El gran jardín del hotel

El estanque con un gran surtidor tipo Géiser

El estanque con un gran surtidor tipo Géiser

Una vez instalado en la habitación, y después del paseo por el jardín ya al anochecer, tenia reserva en el restaurante. Hay que decir que tienen packs con cena romántica y con menú degustación, así que si piensas invitar a tu pareja, toma nota. También hay otros packs de fin de semana con diferentes tipos de masajes y tratamientos corporales.

Sobre la cena, que os voy a contar: Entrantes de Sorbete de cerezas con espuma de Mascarpone, tostadita de pan con pasas y paté de finas hiervas con cebolla caramelizada, tomate deshidratado con olivas de la ribera. De primero, salmón al cava con matices de azafrán. De segundo, Delicioso Ibérico con micro verduras de temporada y puré de calabaza. Y de prostre Delicia de tres chocolates con crema de ron.

La cena del restuarante

La cena del restuarante

Una de las salas de terapias corporales

Una de las salas de terapias corporales

Después de éste banquete, necesitaba caminar un poco y una de las cosas que más me sorprendió de Les Termes es que cuando llegas, al ser un recinto tan grande y amplio, te da la sensación de que estás apartado de todo, pero no es así. El recinto del hotel está pegado al pueblo de Montbrió del Camp, suena extraño pero es así. Pared con pared. Después de cenar, crucé una puerta y estaba a 2 minutos de la plaza mayor del pueblo.

Al día siguiente, me esperaba el plato fuerte. El SPA, “Aquatonic”. Todo el agua es termal y debidamente tratada para la salud. Se recoge de unas corrientes subterráneas a unos tres kilómetros del hotel.  El Spa, se divide en dos zonas, una de relax y la otra más de recreo. ¿Os imagináis cual escogí? A mí me va la marcha. Los chorros a propulsión, la piscina de corrientes circulares, las burbujas gigantes, la piscina de agua tan salada como el mismísimo mar muerto…Después de dos horas de remojo y ya con los dedos arrugados, tocó retirada. Pero con el pensamiento de ¿cuando volveré?

El SPA, Aquatonic

El SPA, Aquatonic

Información más detallada del Hotel Termes de Montbrió y reservas en  http://www.termesmontbrio.com

Loading Facebook Comments ...

Deja tu comentario