Viajes y Fotografías  de David Monfil
de ruta por


Mama Tunza–Pay It Forward 4ª Parte -Voluntarios

En el orfanato de Dimina Khasiala, Mama Tunza, hay trabajadores que podríamos considerarlos mas bien como si fueran voluntarios. Es como una pequeña ONG que se ayuda a sí misma. Cobran una miseria, comparado con el gran trabajo que hacen, no sé exactamente cuánto, pero es lo justo para los gastos personales. A cambio de su esfuerzo, están ahí día  y noche, cada uno tiene una habitación y comida asegurada, pero una cosa está clara, su trabajo es vocacional aparte de necesario y  no hay nadie aquí que no tenga pasión por los pequeños.

Cada día que pasa me siento más familiarizado con todos. Hoy (12 de abril), he pasado un buen rato con Mike Gitau. Es el manitas, el encargado de mantenimiento, pero, ya se sabe, aquí todo el mundo hace de todo. Mike me cuenta una historia personal, muy íntima, que le llevó a dejarlo todo y buscar una nueva vida hasta encontrar este sitio, donde se siente muy cómodo y útil. Sólo hay que ver con qué cariño trata a los peques. Es un gran tipo, de una gran sonrisa y con una amplia mirada llena de sinceridad y nobleza. Aunque en el orfanato está bien, me dice que tiene ganas de tener casa propia, de pensar en un futuro, de formar una familia.

Beatrice Khatenje es una buena mujer. También con una preciosa sonrisa. Antes era profesora de secundaria en Kibera y está en el orfanato desde Enero de este año. Su función es la de responsable de la habitación de las chicas. Que todo esté ordenado, que limpien la ropa, se laven. Es como la hermana mayor de todas, por no decir su madre, porque de madre no hay más que una y es Mama Tunza.

Hesbon Mbarani, es el responsable de cocina, aunque podría pasar perfectamente como “modelo” de ropa masculina. Todo lo que tiene de alto, lo tiene de bonachón además de elegante. Su función es alimentar bien a los niños. Se pasa muchas horas al día en la cocina y la verdad, la comida esta buenísima, aunque no esté con los mejores cubiertos servida, como es lógico. Hay que decir que Hesbon, me ha ayudado con las traducciones del swahili durante las entrevistas con  Mama Tunza  y le estoy muy agradecido.

Hesbon, siempre me prepara un plato especial cada día. Aunque no quiero ningún privilegio, quiero comer lo que comen todos, Hesbon siempre insiste en que soy su invitado. Hoy me ha preparado carne picada con una especie de salsa. Estaba riquísima. Esta carne la ha traído Kobo, creo que han sido 5 kilos para todos. Es de gran ayuda para los niños, contar el  auxilio de Kobo TRUST. Están haciendo un gran trabajo. Como acompañamiento tenía algo parecido a crêpes o tortas. He puesto la carne en el centro de la torta y lo he enrollado. Una combinación perfecta. ¡De lujo!

Hudson Kani es el actual director de la escuela de Mama Tunza en Kibera, el antiguo orfanato. Se encarga de que todo funcione bien y de que los niños tengan una formación reglada por la escuela de Nairobi.

Erastus es el chico encargado de la habitación de los niños. Al igual que Beatriz, se encarga que todo esté limpio, que los niños se laven, que ordenen su ropa y todo lo que conlleva la convivencia en un dormitorio con más de 50 niños.

Robai Kajaya y Joyce Mboga, son las cuidadoras de la habitación de los bebés o menores de cuatro años. Aquí se necesitan manos por duplicado y por este motivo, hay 2 responsables.  Inmensa es la labor que hacen estas mujeres. Si ya es duro cuidar a un bebé para cualquier padre o madre, imaginaros tener que dormir y dar biberón en una pequeña habitación con al menos 10 cunas una pegada a la otra.

Valeria Benazir es la encargada de administración. Su responsabilidad son las cuentas del orfanato, responder a los emails y estar en contacto con Kobo por si se necesita alguna cosa urgente. También supervisa, al igual que Mama Tunza, las notas de los niñ@s. Algunas veces ha de ponerse un poco sería pero es por el bien de ellos, para que se esfuercen lo máximo posible en sus estudios.  Si  repiten curso es un año pagado de escuela que no ha servido para nada y el dinero no es que sobre.

Angelica es una chica voluntaria de Austria que está aquí durante 3 meses. Ayuda en lo que le pidan:  fregar platos, estar con los niños, ayudarles a estudiar… Normalmente, comemos y cenamos juntos ya que tenemos un “comedor”  aparte. Es agradable tener a alguien con quien charlar un rato y compartir los momentos tan emotivos que vivimos aquí, habituados los dos a las grandes ciudades y a las preocupaciones, la mayoría insignificantes, que tenemos en nuestras respectivas vidas cotidianas.

Silvia es una chica española que vive en Nairobi desde hace más de 20 años. Colabora con Kobo Trust y me ayuda en todo desde el inicio del proyecto, incluso antes de venir hacia aquí ya estábamos en contacto con todos los preparativos. Hay que decir que toda su colavoración ha sido indispensable y por descontado, su vocación es total hacia Mama Tunza y los niños.

No podía terminar esta cuarta parte sin escribir algunas lineas sobre la responsable de todo esto. Dimina Khasiala, Mama Tunza. ¡Que gran mujer!. Tierna cuando debe, seria cuando a estudios se refiere, luchadora, amable e inconformista. Creo que hay muchos calificativos, y todos buenos, para describirla. ¡Que os voy a contar!

Al finalizar una de las entrevistas, no pude evitar abrazar a Mama Tunza, mostrándole todo mi afecto y admiración.

Leer Primera Parte  —  Leer Segunda ParteLeer Tercera Parte

Loading Facebook Comments ...

Deja tu comentario