Viajes y Fotografías  de David Monfil
de ruta por


Oslo y el Premio Nobel de la Paz

En Agosto del 2008 estuve de viaje por tierras Noruegas y tuve la oportunidad de visitar Oslo y su ayuntamiento donde se hace la entrega cada año del “elegido” Premio Nobel de la Paz. Por aquellas fechas, no podía imaginar que el hoy Presidente de los Estados Unidos de America, Barack Obama, estaría en el mismo edificio que yo y menos en el mismo altar desde el que ha recibido hoy dicho premio.

Siento una gran admiración por Obama y seguí su carrera hacia la presidencia desde su rivalidad con Hillary Clinton. Sus ideas, sus palabras, su carisma me “transmiten” confianza y seguridad y estoy seguro que conseguirá mejorar todo lo que ha destrozado su antecesor….menos mal que ya no esta !!

Ahora bien, una vez dejado claro mí posición, quiero hacer una crítica a su nombramiento como Premio Novel de la Paz, que no significa que no se lo merezca, sino que es un poco extraño dar éste premio al máximo responsable de la decisión de enviar todavía más tropas hacia Afganistán y mantener las que hay.

Seguramente será la decisión más acertada, o no, (enviar más tropas) ya que contra los que se lucha, no dejaran de matar y no se marcharán con simples palabras y por el momento la raza humana no conoce ninguna otra forma de luchar, excepto los budistas tibetanos. Con esto solo quiero decir que seguro que Obama es el mejor presidente que hubiera podido tener los EEUU y quizás será el mejor de su historia, pero seguro que hay otras personas que se merezcan más éste galardón y que están dando su vida por la PAZ.

Loading Facebook Comments ...

4 Respuestas a “Oslo y el Premio Nobel de la Paz”

  1. RAFA PÉREZ dice:

    David,

    también creo que Obama, del que todos esperamos mucho, necesitaba algo más de recorrido, algún hecho más que palabras para merecer el premio.

    Y me gusta el nuevo look de tu blog.

  2. Rafa, me alegro que opinemos de igual forma.
    Por donde andarás…espero tu nuevo post…

  3. Wambas dice:

    Hola David,

    completament d'acord. M'ha recordat al Nobel del Gore; és més un premi a la idea del que representen, el canvi de mentalitat en aquest món, que no pas a les seves persones. Una altra abraçada

  4. Hola Wambas,

    Si, a vegades el politiqueo es per empatxar-se. De totes formes en els 2 casos que comentes, crec que hi havien bones intencions però no per arribar a un premi nobel de la Pau.

    Un altre abraçada tb.

Deja tu comentario